Nuestras uvas crecen en la zona vitivinícola del sudeste y oeste de España.

Un área marcada por el clima mediterráneo y una altitud media de 500 metros sobre el nivel del mar.

Los suelos son principalmente calizos: ricos en sales calcáreas y pobres en materia orgánica.

Las escasas precipitaciones, las temperaturas extremas en invierno y verano y las largas horas de sol hacen posible una maduración excepcional.

Vinos tintos

Cabernet sauvignon

Se obtienen bajos rendimientos de vinos con cuerpo, muy ácidos y tánicos, que responden bien a la crianza en barrica y desarrollan complejidad en botella. Los sabores clásicos descritos son: grosellas negras (en climas moderados), tendencia a mermelada de cerezas negras y grosellas negras (en climas cálidos y calurosos). En las regiones más frías, la fruta de grosella negra puede ir acompañada de notas de pimiento verde, menta y madera de cedro que se acentúan a medida que el vino envejece.

Monastrell

Es la uva típica de Murcia y del sur de Valencia. Internacionalmente es conocido bajo su nombre francés, Mourvèdre, (nombre derivado de la ciudad valenciana de Morvedre). Produce vinos potentes, con una gran estructura y una fuerza algo superior a la normal. Los vinos españoles de Monastrell suelen ser ricos y oscuros, mostrando con frecuencia sabores a moras y cerezas negras.

Merlot

Destacan dos estilos: uvas vendimiadas tardíamente que ofrecen un intenso color púrpura, mora y ciruela, y taninos suaves y de textura aterciopelada junto con cuerpo y alto contenido alcohólico. El otro estilo es la vendimia temprana y los vinos de cuerpo medio y alcohol, pero con una acidez más alta y un carácter más de fruta roja fresca (frambuesas, fresas maduras) y, quizás, incluso algunos aromas vegetales y frondosos.

a
Tempranillo

Considerada la uva más noble de España, la Tempranillo es ampliamente plantada en toda España. Se considera autóctona de la región de La Rioja y su origen español está reconocido internacionalmente. La uva “estrella” de España envejece bien y produce vinos afrutados y de excelente calidad, equilibrados en azúcar, color y acidez. El clima cálido del tempranillo, al igual que el de nuestros vinos de España, puede tener más carácter de cereza negra e incluso de aceituna negra.

Garnacha

Esta variedad de uva autóctona de España es una de las variedades más cultivadas en todo el mundo. En clima cálido español produce el tipo de vino por el que es más conocido (alto grado alcohólico, baja acidez y vinos con cuerpo, afrutados y con aromas a frambuesa).

a

Vinos tintos

Cabernet sauvignon

Se obtienen bajos rendimientos de vinos con cuerpo, muy ácidos y tánicos, que responden bien a la crianza en barrica y desarrollan complejidad en botella. Los sabores clásicos descritos son: grosellas negras (en climas moderados), tendencia a mermelada de cerezas negras y grosellas negras (en climas cálidos y calurosos). En las regiones más frías, la fruta de grosella negra puede ir acompañada de notas de pimiento verde, menta y madera de cedro que se acentúan a medida que el vino envejece.

Monastrell

Es la uva típica de Murcia y del sur de Valencia. Internacionalmente es conocido bajo su nombre francés, Mourvèdre, (nombre derivado de la ciudad valenciana de Morvedre). Produce vinos potentes, con una gran estructura y una fuerza algo superior a la normal. Los vinos españoles de Monastrell suelen ser ricos y oscuros, mostrando con frecuencia sabores a moras y cerezas negras.

Merlot

Destacan dos estilos: uvas vendimiadas tardíamente que ofrecen un intenso color púrpura, mora y ciruela, y taninos suaves y de textura aterciopelada junto con cuerpo y alto<br /> contenido alcohólico. El otro estilo es la vendimia temprana y los vinos de cuerpo medio y alcohol, pero con una acidez más alta y un carácter más de fruta roja fresca (frambuesas, fresas maduras) y, quizás, incluso algunos aromas vegetales y frondosos.

a
Tempranillo

Considerada la uva más noble de España, la Tempranillo es ampliamente plantada en toda España.Se considera autóctona de la región de La Rioja y su origen español está reconocido internacionalmente.La uva “estrella” de España envejece bien y produce vinos afrutados y de excelente calidad, equilibrados en azúcar, color y acidez. El clima cálido del tempranillo, al igual que el de nuestros vinos de España, puede tener más carácter de cereza negra e incluso de aceituna negra.

Garnacha

Esta variedad de uva autóctona de España es una de las variedades más cultivadas en todo el mundo. En clima cálido español produce el tipo de vino por el que es más conocido (alto grado alcohólico, baja acidez y vinos con cuerpo, afrutados y con aromas a frambuesa).

a

Vinos blancos

Sauvignon blanc

El Sauvignon blanc normalmente muestra un carácter herbáceo que sugiere pimiento morrón o hierba recién cortada. Los sabores dominantes van desde las frutas verdes agrias de manzana, pera y grosella espinosa hasta las frutas tropicales de melón, mango y fruta de la pasión.

Airén

Airén se planta en más viñedos españoles que cualquier otra uva blanca nativa. De hecho, alrededor del 30 % de los viñedos españoles están plantados con cepas Airén. Las uvas Airén son resistentes a las enfermedades y toleran bien la sequía. Además, tiene características neutrales que se adaptan mejor a la industria del brandy. Con esta uva se elabora un vino de mesa blanco fresco y refrescante.

Vinos blancos

Sauvignon blanc

El Sauvignon blanc normalmente muestra un carácter herbáceo que sugiere pimiento morrón o hierba recién cortada. Los sabores dominantes van desde las frutas verdes agrias de manzana, pera y grosella espinosa hasta las frutas tropicales de melón, mango y fruta de la pasión.

Airén

Airén se planta en más viñedos españoles que cualquier otra uva blanca nativa. De hecho, alrededor del 30 % de los viñedos españoles están plantados con cepas Airén. Las uvas Airén son resistentes a las enfermedades y toleran bien la sequía. Además, tiene características neutrales que se adaptan mejor a la industria del brandy. Con esta uva se elabora un vino de mesa blanco fresco y refrescante.

2568
horas de sol
130
años de tradición
45
países
3000000
clientes felices

DO Jumilla

La Denominación de Origen Protegida Jumilla se sitúa al sudeste de España. Abarca una amplia zona comprendida entre el norte de la región de Murcia y la parte sudeste de la provincia de Albacete.

Es una región agreste, donde las viñas se extienden en una altiplanicie rodeada de montañas. El viñedo se sitúa a una altitud entre 400 y 800 metros.

Lo que diferencia a los vinos Jumilla de otros es el carácter de su personalidad la cual viene determinada por lo que se conoce como “terruño”. Una mágica combinación de la variedad de la uva, la composición del suelo, la orientación y poda de la vid, así como también la climatología de la zona.

2568
horas de sol
130
años de tradición
45
países
3000000
clientes felices

DO Jumilla

La Denominación de Origen Protegida Jumilla se sitúa al sudeste de España. Abarca una amplia zona comprendida entre el norte de la región de Murcia y la parte sudeste de la provincia de Albacete.

Es una región agreste, donde las viñas se extienden en una altiplanicie rodeada de montañas. El viñedo se sitúa a una altitud entre 400 y 800 metros.

Lo que diferencia a los vinos Jumilla de otros es el carácter de su personalidad la cual viene determinada por lo que se conoce como “terruño”. Una mágica combinación de la variedad de la uva, la composición del suelo, la orientación y poda de la vid, así como también la climatología de la zona.

El suelo

Los suelos de la denominación son pardos, pardo calizos y calizos. En general poseen una gran capacidad hídrica y mediana permeabilidad, lo que permite subsistir a las viñas en condiciones de sequía prolongada, aprovechando bien el agua disponible.

Son suelos pobres en materia orgánica, son de PH alto y baja salinidad. Su textura franca y franco-arenosa que les confiere una buena aireación

CLIMATOLOGÍA

El clima de la región es de tipo continental influenciado por la cercanía del mediterráneo al este, y de la meseta de La Mancha por el oeste.

Soleado y árido, con unas 3 000 horas de sol al año aproximadamente.

Un régimen de lluvias irregular y escaso, en ocasiones, lluvias torrenciales.
La temperatura media anual es de 16 ºC, con inviernos fríos que alcanzan temperaturas bajo cero y veranos calurosos donde se superan los 40 ºC.

El viñedo

Hablar de la Denominación de Origen Jumilla, es hablar de la variedad Monastrell, siendo ésta la variedad de uva que mejor se ha adaptado a lo largo de los tiempos a las condiciones climáticas y de suelo de esta denominación.  Imprime el carácter de sus vinos; esta variedad representa más del 80% de los viñedos de la denominación.

La cepa de monastrell, es de porte erguido, con sarmientos gruesos y cortos poco ramificados, su hoja posee un limbo de forma pentagonal, con tres lóbulos marcados.

Sus racimos son pequeños o medianos y bastante compactos, con bayas esféricas y de tamaño mediano, de coloración azul-negro, de piel gruesa rica en antocianos; su pulpa es carnosa y blanda con poca cantidad de taninos.

Es una variedad de gran rusticidad y elevada resistencia a la sequía, necesita buena insolación.

Otras variedades autorizadas:
-Tintas: Cencibel, Garnacha Tintorera, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Petit Verdot.
-Blancas: Airen, Macabeo, Pedro Ximénez, Malvasía, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel de grano menudo y Verdejo.

El suelo

Los suelos de la denominación son pardos, pardo calizos y calizos. En general poseen una gran capacidad hídrica y mediana permeabilidad, lo que permite subsistir a las viñas en condiciones de sequía prolongada, aprovechando bien el agua disponible.

Son suelos pobres en materia orgánica, son de PH alto y baja salinidad. Su textura franca y franco-arenosa que les confiere una buena aireación

CLIMATOLOGÍA DE LA ZONA

El clima de la región es de tipo continental influenciado por la cercanía del mediterráneo al este, y de la meseta de La Mancha por el oeste.

Soleado y árido, con unas 3 000 horas de sol al año aproximadamente.

Un régimen de lluvias irregular y escaso, en ocasiones, lluvias torrenciales.
La temperatura media anual es de 16 ºC, con inviernos fríos que alcanzan temperaturas bajo cero y veranos calurosos donde se superan los 40 ºC.

El viñedo

Hablar de la Denominación de Origen Jumilla, es hablar de la variedad Monastrell, siendo ésta la variedad de uva que mejor se ha adaptado a lo largo de los tiempos a las condiciones climáticas y de suelo de esta denominación.  Imprime el carácter de sus vinos; esta variedad representa más del 80% de los viñedos de la denominación.

La cepa de monastrell, es de porte erguido, con sarmientos gruesos y cortos poco ramificados, su hoja posee un limbo de forma pentagonal, con tres lóbulos marcados.

Sus racimos son pequeños o medianos y bastante compactos, con bayas esféricas y de tamaño mediano, de coloración azul-negro, de piel gruesa rica en antocianos; su pulpa es carnosa y blanda con poca cantidad de taninos.

Es una variedad de gran rusticidad y elevada resistencia a la sequía, necesita buena insolación.

Otras variedades autorizadas:
-Tintas: Cencibel, Garnacha Tintorera, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Petit Verdot.
-Blancas: Airen, Macabeo, Pedro Ximénez, Malvasía, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel de grano menudo y Verdejo.